Perico Sambeat: “No sabría vivir alejado de los escenarios”

El saxofonista valenciano Perico Sambeat (Godella, 1962) ha presentado su último disco como líder, Elástic. En este álbum, el músico se aleja de la laxitud del anterior, Baladas, para adoptar un tono “vanguardista y “dinámico” en el que el jazz se asienta en lo contemporáneo. Sambeat cumple medio siglo en un momento en el que su carrera lo consolida como uno de los músicos de jazz más grandes de España.

Perico Sambeat. Imagen cedida

Perico Sambeat. Imagen cedida

Con la humildad que caracteriza a los maestros, Sambeat expresa el amor que siente hacia este género. Su formación jazzística como autodidacta intensifica esta relación que lo ha conducido a adentrarse en la fusión con otros estilos. A pesar de atesorar más de una veintena de premios, el saxofonista tiene presente sus raíces y trata de fomentar el jazz en su tierra (Berklee Valencia) mientras continúa una gira frenética encima de los escenarios.

Con este nuevo disco, Elàstic, da un giro de 180º respecto a su anterior disco, ¿Necesitaba cambiar de aires o ya tenía pensado orientar su música hacia una sonoridad más bailable dentro del jazz?

La verdad es que no me planteo qué voy a hacer, hago lo que me apetece. La verdad es que es muy distinto del anterior, pero creo que mis gustos musicales abarcan un amplio espectro e intento hacer todo aquello que me gusta. No es la primera vez que abordo este tipo de experiencias. Ya tenía un grupo de hip hop hace años en Barcelona, un noneto de Rithm & Blues y un quinteto de funk en Valencia. Así que me apetecía hacer esto y lo he hecho.

¿Durante cuánto tiempo has estado preparando este proyecto? ¿Cuáles fueron sus inicios?

Es difícil de decir porque suelo tener varios proyectos en mente y se maduran a lo largo de mucho tiempo. También tienen mucho que ver los músicos; no sé en qué momento exacto decidí hacer un quinteto con músicos europeos en este caso.

La música es una mezcla de nuevas composiciones y otras más viejas que he adaptado. No soy muy ordenado. Cuando me pongo a componer, la música surge sola.

Usted comenzó estudiando flauta y solfeo y continuó sus estudios clásicos en Barcelona ¿Cómo le ha influido su formación clásica en su posterior formación en la música jazz?

Con el saxo soy autodidacta. Me ha ayudado muy poco o nada. Mi experiencia en enseñanza clásica ha sido penosa, creo que ha tenido unas lagunas enormes que deberían arreglarse, porque amo la música clásica y me parece una pena que la formación, por lo menos en la experiencia que yo he tenido, vaya enfocada más en formar autómatas que exclusivamente se dedican a leer las partituras de arriba abajo, que a fomentar el amor a la música y su comprensión profunda, algo que el jazz lleva implícito, sobre todo si eres autodidacta.

Veo que muchos músicos profesionales del clásico realmente tienen un gran desconocimiento de la organización profunda de la música, porque no les han enseñado. Son todo máquinas y lo hacen perfecto. Es totalmente penoso y terrible. Por otra parte, las cadencias se improvisaron en el siglo XIX, ahora no hay nadie que lo haga. ¡Qué pena! Mi experiencia ha sido terrible en el clásico.

Perico Sambeat. Imagen cedida

Hay muchos músicos de jazz relegan la música clásica a un segundo plano. Usted, por lo que me ha dicho, no la arrincona pero no considera que las enseñanzas clásicas musicales que se dan inciten el amor a la música…

Claramente que las relego a segundo plano. Escucho la música clásica y la amo. Quizá me gusta más el jazz porque está dentro de mi mundo, pero hace poco me pidieron que hiciera un playlist y al primero que puse fue Ravel. En la enseñanza, creo que ha habido un retroceso enorme en el último siglo, siglo y medio.

¿Y cree que música como la de Bach ha ayudado o influido en los procesos de creación del jazz?

 Creo que Bach ha influido en todas las músicas occidentales más que nadie, además con gran diferencia. A todos los niveles. Armónicamente, escucho los Beatles y siento que todo es Bach. Es de lo más grande que ha habido en la historia de la música y su influencia es enorme.

¿En algún momento de su trayectoria ha necesitado abandonar los escenarios y abstraerse durante una temporada de este maremágnum?

No sabría vivir alejado de los escenarios nunca. Todo lo contrario. Si durante demasiados días  pierdo el contacto con esto, empiezo a estar apagado.

Uno de sus referentes es John Coltrane, ¿por qué usted no se decantó por el tenor y, en cambio, optó por el saxo alto y el soprano?

Perico Sambeat

Perico Sambeat

Eso mismo me pregunto yo también, con lo que me gusta a mí el tenor. No sé, además el alto es un poco más ingrato, pero empecé con el alto. En cierta etapa de mi vida me pasé al tenor y dije, “¡Qué bien! Ésta es mi voz”. Sin embargo, me escuchaba y no me reconocía y prefería sentirme identificado. Siempre he tenido la voluntad de adaptar la voz del tenor, pero esta práctica no es común ahora. Hace 25 o 30 años sí existían referentes, como Philp Woods, que habían dado un paso adelante con el saxofonismo, de la misma forma que Parker había dado un salto adelante respecto a los de swing.

Con mucha frecuencia fusiona el jazz con otro tipo de estilos funk, hip hop, músicas magrebíes, ¿a qué se debe esta tendencia?

El músico de jazz es muy obsesivo y estudiamos una barbaridad, queremos llegar a esa comprensión profunda de la música que comentaba y al desarrollo del oído, y todo eso te da ciertas herramientas para comprender más en profundidad la música que escuchas.  Es muy enfermizo. Lo analizo todo y lo llevo al límite. Creo que como receptor a veces no es muy bueno, disfrutaba la música de una manera más pura cuando tenía 15 años.  De alguna manera, la adolescencia te permite acoplarte a otros estilos. Y existiendo otros estilos que son maravillosos, como los que has nombrado, siempre me he preguntado cómo podría poner yo la voz propia de improvisación dentro de esa música. Esto siempre me lo he tomado como un reto. Incluso he llegado a hacer cosas con música gregoriana… La verdad es que soy muy inquieto.

En su álbum Baladas tiene una versión de María de la O. ¿Por qué cobra un papel especial en su trayectoria el flamenco y la copla?

 La copla quizá no tanto, pero el flamenco es una de las músicas más maravillosas y tenemos la suerte de tenerlo tan cerca… Algunas canciones son bellas, como María de la O. Era un reto llevarla a mi terreno y la transcribí. Muchas músicas como el son cubano o el bolero son armónicamente y melódicamente tan interesantes como las standards de jazz. Tenemos suerte de estar alejados de la cultura anglosajona y de la americana. Eso ha sido un cambio en mi mente. Yo antes pensaba que era una pena no ser tan anglosajón. Ahora creo que he tenido suerte de ser español y de haber tenido contacto desde pequeñito con la música latina, la llevo en la sangre. En casa he escuchado a Los Panchos y todo eso es bueno porque le ha dado a mi cabeza un sentido del ritmo más binario y debo aprovecharlo.

Por eso sintió la necesidad de no continuar su carrera en Nueva York…

Si quieres leer la entrevista completa pincha aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s